width=1825




El comercio es una de las actividades económicas que más dinamiza los pueblos y las ciudades, porque mantiene los centros urbanos como lugares vivos, llenos de actividad y de gente. El comercio genera una riqueza más repartida, dinamizando la economía local e invirtiendo en personas que reinvertirán en nuestro entorno. Al mismo tiempo, crea y consolida puestos de trabajo. Es sinónimo de comodidad, cercanía y trato personalizado.


Los comercios son también el canal más habitual de salida de los productos locales. Cada vez más, el comercio es un elemento imprescindible en la definición de la imagen del pueblo o la ciudad y en la configuración de los destinos turísticos.


Tiene fuertes sinergias con otros sectores, como la hostelería, el turismo o la cultura, ayuda a mantener el entorno urbano, y evita que se degrade.




Un sector estratégico de las Illes Balears


width=




Fuente: Direcció General d'Economia i Estadística Dades 2014/2015

 




A la vista de estos datos, y con el objetivo de desarrollar acciones y políticas que ayuden a mantener la competitividad y viabilidad del pequeño comercio de las Islas Baleares nace iComerç, un programa dirigido a potenciar la innovación y la proximidad de los comercios de nuestras islas y que revitaitzarà los núcleos urbanos y las barriadas. El trabajo en equipo y la coordinación de las administraciones, agentes sociales, organizaciones empresariales y comercios de la zona, es vital para conseguir la dinamización deseada y el rendimiento económico esperado a nivel comercial y territorial.